BIENVENIDOS

es el momento de despertar del sueño auto inducido en el que nos hemos dejado caer, es hora de ver las cosas como son, la verdad detrás de la verdad, el engaño mas grande, la oscuridad profunda en la que esta sumida la Humanidad, es tiempo de ver las cosas y caer en cuenta de que este mundo es Nuestro mundo tambien, es hora de ver que HAY MAS DIOS DENTRO DE CADA UNO DE NOSOTROS, que dentro de los catalogos de productos ofrecidos por las religiones, que HAY MAS CONOCIMIENTO que manejan solo los dueños de este mundo que lo usan en su propio beneficio y ademas no nos dejan ver!!! "Ay de ustedes maestros de la ley que tienen las llaves del reino y ni entran ustedes ni dejan que otros entren en él"

Buscar este blog

domingo, 30 de octubre de 2011

Las enseñanzas del señor Victor M Gomez Rodriguez


El siguiente artículo que a continuación vamos a colocar en nuestro blog, es una información que procede del ensayo realizado por el señor CAB, quien utiliza el seudónimo de caballero cátaro de la sangre real. Aquí se realiza un análisis profundo y con evidencias concretas suministradas por el autor, acerca del peligro latente para mucha gente del mundo que se adentra en el mundo de la ilusión y del engaño de las sectas, en especial la creada por el señor Víctor M. Gómez Rodríguez, quien se autoproclamo como la encarnación del logos planetario de Marte, en otras palabras el mismísimo Arcángel Samael, bajo la identidad de Samael Aun Weor. Dejo a sus criterios las conclusiones que puedan sacar de este muy serio y profundo estudio acerca de este tema.
INTRODUCCIÓN:

A lo largo de once años de existencia del Colectivo de Afectados por las sectas destructivas, transformado a partir de 1998 en Asociación de Ayuda a los Afectados por las S.D., una de las organizaciones sobre la que más se ha requerido información y más casos se han atendido han sido los grupos gnósticos, seguidores de las doctrinas de Samael Aun Weor.  Algunos adeptos a estas organizaciones gnósticas han dejado su militancia y han contado sus experiencias, desde las inquietudes intelectuales que les hicieron asistir a conferencias sobre temas varios y triviales en un principio, hasta llegar a participar en un grupo de estudio, para finalmente practicar sus teorías.  Algunos a raíz de la información que recibieron desde el exterior o por una reflexión personal algunos lograron salir, no sólo del grupo en el que participaban, sino de una dinámica psicológica en la que estuvieron atrapados. Todos coinciden en que se ve de manera muy diferente las doctrinas estudiada, según uno se sitúe en un punto de vista del devoto o después de dejar de asistir, de practicar lo que exigen los misioneros gnósticos y de dar vueltas sobre lo mismo. Por eso lo que se recomienda siempre a alguien que se ha volcado en dichas enseñanzas es dejar durante un tiempo la asistencia a reuniones, ceremonias y situarse en otro punto de vista. De esta manera el adepto puede  comprobar si lo que está viviendo se trata de una creencia o de un condicionamiento del grupo, que le altera su personalidad. Todos los que han dejado algún grupo gnóstico advierten que algo les ha pasado. Les cuesta entender qué les ha sucedido y por qué. No pocos son los que han tenido serios problemas psicológicos. La mayoría de los familiares más cercanos observan cambios drásticos de la personalidad, anomalías de las cuales quienes se adentran en la gnosis no son conscientes. Esta situación es un hecho que podrá interpretarse de muchas maneras, pero que es necesario estudiar a fondo, por la gran cantidad de personas que se ven afectadas. En esta obra no se va a entrar a describir casos personales, sino los factores comunes de todos ellos, a partir de una profundo y exhaustivo análisis de los textos que fundamentan y dan la razón de ser a las organizaciones gnósticas.
Un testimonio revelador y que desenmascaró el funcionamiento interno de los grupos gnósticos es el de Alberto Morala de la Viuda, cuya experiencia queda recogida en el libro “Las sectas: trampa y engaños”. Cuenta el enredo psicológico en las que quedó atrapado, así como los mecanismos de persuasión: “Se adueñan de tu personalidad, de tu mente, de tu voluntad de una manera increíble”.  Tal documento ha sido de gran valor para advertir a muchos jóvenes que se acercaban a ese mundo. Unos por curiosidad querían saber algo nuevo. Otros en busca de una esperanza ante el hastío de su existencia.  Recibir información a tiempo ha servido a muchas personas para estar atentos a los trucos emocionales del grupo y saber qué ocurre cuando se adentran en las organizaciones fieles a las enseñanzas de Víctor Gómez, Samael Aun Weor.  La advertencia les ha hecho darse cuenta del proceso en el que les han querido envolver y lo han dejado. Pero la capacidad de las asociaciones de afectados y de información sobre sectas es muy limitada y hay gente que sigue cayendo en unos entresijos desconocidos. Es difícil ayudar a recuperar luego su capacidad de razonamiento y emocional, en definitiva su personalidad. Expertos en la comunicación advierten certeramente que la simple información no es suficiente, hace falta analizar y pensar sobre ella, para estar prevenidos sobre las consecuencias de aquello sobre lo que hemos recibido cierta información. Estar informado es fundamental, pero es sólo una parte de la prevención, pues no es determinante. Lo importante es saber. Se comprueba en ocasiones que personas informadas sobre algunos grupos como sectarios han caído en un dependencia de sus dinámicas, por no saber las consecuencias de iniciar unos cursos, o de unas relaciones afectivas dentro de una organización. En 1982 las organizaciones gnósticas realizaron un congreso internacional en México, para analizar nuevas estrategias  con el objetivo de conseguir aumentar el número de adeptos. Ya por entonces se comenzó a descubrir alguna de sus prácticas, lo cual desactiva mucho la acción proselitista que se fundamenta en el secreto de sus teorías. La ocultación de sus fines y métodos, en un principio,  les permite sugestionar emocionalmente al curioso que se adentra en sus ofertas de charlas y conferencias públicas.  Para justificar tal medida aludieron que son conocimientos muy fuertes y que quien no sea fuerte puede enloquecer. Los dirigentes de las organizaciones gnósticas explican de esta manera la alteración de la personalidad de muchos adeptos. Dan el calificativo de “desequilibrado” para quien cuenta su experiencia de dentro de la organización una vez que logra salir de su militancia obsesiva. Han reconocido que es preciso una preparación más amplia e intensa, por lo que se decidió prolongar el tiempo de “inciciaEn 1982 las organizaciones gnósticas realizaron un congreso internacional en México, para analizar nuevas estrategias  con el objetivo de conseguir aumentar el número de adeptos. Ya por entonces se comenzó a descubrir alguna de sus prácticas, lo cual desactiva mucho la acción proselitista que se fundamenta en el secreto de sus teorías. La ocultación de sus fines y métodos, en un principio,  les permite sugestionar emocionalmente al curioso que se adentra en sus ofertas de charlas y conferencias públicas.  Para justificar tal medida aludieron que son conocimientos muy fuertes y que quien no sea fuerte puede enloquecer. Los dirigentes de las organizaciones gnósticas explican de esta manera la alteración de la personalidad de muchos adeptos. Dan el calificativo de “desequilibrado” para quien cuenta su experiencia de dentro de la organización una vez que logra salir de su militancia obsesiva. Han reconocido que es preciso una preparación más amplia e intensa, por lo que se decidió prolongar el tiempo de “iniciación”, de manera que quien comenzase a practicar las ceremonias internas no lo dejase al cabo del tiempo, con el fin de que nadie contase fuera lo que realizan al amparo de la libertad religiosa.
Con el paso del tiempo se ha conocido más y mejor sus aspectos más ocultos, hasta el punto de que muchos secretos o arcanos se han comenzado a difundir. La explicación que dan, a bote pronto, es que ha sido un problema de licencias y de que ha habido algún dirigente que ha querido monopolizar los conocimientos del maestro Víctor Gómez, alias Samael Aun Weor. ¿Cuál es la nueva táctica? Desarrollar una red de grupos autónomos, independientes unos de otros de manera que expanden los planteamientos teóricos y prácticos del Maestro, infiltrándose en la sociedad  sin una organización concreta, más que a modo de referencia.
Desde un punto de vista teórico se observa una similitud de la situación actual con el final del Imperio romano, periodo en el que , tal como recoge Xabier Pikaza, las viejas religiones han perdido su sentido y sucede un gran derrumbamiento espiritual. La zozobra interior hace que la gente busque, mezcle elementos de diversas religiones.  La mentalidad social desembocó en aquella época en la magia, la filosofía griega y la teurgia (actuar sobre Dios). Nuestra época moderna se define por el consumo superfluo  y donde el fin primordial de cualquier actividad es ganar dinero. Existencialmente provoca el desamparo vital, en muchas personas genera desolación, desencanto, vacío interior, relaciones fatuas y demás. Pero no hay un debate al respecto, no hay posicionamientos teóricos, sino una huida de la realidad y es en tal fuga en la que las propuestas sectarias encuentran su capacidad de acción. El problema de las sectas no podemos reducirlo meramente a una cuestión teórica, sino técnica.  Es fundamentalmente desde este punto de vista desde el cual vamos a analizar los textos del fundador de los actuales grupos gnósticos. Los estudios sociológicos, de antropología sirven de complemento, mas no se a de reducir a este terreno el problema de las sectas, pues concluye en divagaciones abstractas que, por regla general falsifican el análisis concreto del problema sectario y del fanatismo.
Dejo claro que para nada se va a discutir en este trabajo sobre creencias, ni sobre interpretación de una teoría o conocimiento. La fe es algo muy personal, así como la conciencia y los pensamientos de cada cual. Lo que haremos será comprobar y observar los fundamentos en los que se basa la manipulación de los grupos gnósticos, especificar su contexto e informar sobre aquello que ocultan a todo aquel que comienza la andadura de un aparente nuevo saber. Decir que a pesar   de estar curado de espantos, de tener callos en la vista de cosas increíbles leídas en textos internos de las más variadas sectas, muchas de las enseñanzas originales de Víctor Gómez, impresionan. Muchos familiares afectados por los gnósticos pueden quedar sorprendidos al conocer qué es lo que realmente han metido a sus allegados en la cabeza.  No se trata de ofrecer un testimonio que pueda exagerar las vivencias de los familiares, o deformarlas, o simplemente hacerlo de manera subjetiva, sino que nos adentramos a citas textuales que dan impulso a una maquinaría de captar gente. Nos introducimos de lleno en la esencia de un delirio que se reproduce y que, también, fabrica en su propia doctrina sus mecanismos de defensa para fijarse psicológicamente en quien es convencido paulatinamente mediante una participación afectivo-grupal.   La pregunta que nos hicimos fue, como tantas veces respecto a otras teorías absurdas, porqué funcionan y se desarrollan este tipo de ideas. En verdad leídas tal como aparecen en los libros de Víctor Gómez-Samael, no tienen sentido. Cualquiera que echase un vistazo a sus libros dejaría de leer a las pocas páginas.  ¿Por qué convencen, sin embargo, sus creencias? Porque suponen  una preparación previa que viene a ser una especie de lavado de cerebro, el cual afecta a lo más íntimo de un sujeto y de la pareja, la sexualidad. Pero además el peligro de la gnosis ideada por Víctor Gómez, corre el peligro de trasladarse a la sociedad, mediante un crecimiento de esta mentalidad, que se une a otros planteamientos irracionales que circulan en un sentido paralelo.
La manipulación transcurre ante la posibilidad de elección, es decir en el manejo de la voluntad del adepto. Pero para que module el albedrío hace falta adecuar el pensamiento, lo cual se hace mediante la manipulación de los términos, de las palabras. Para empezar hay un dato significativo con el nombre de los líderes o fundadores de las sectas. Se transforman para crear una aureola de misterio y a la vez provocar un impacto emocional en el discípulo. Este truco lo realizan casi todas las sectas. En el caso de los gnósticos Víctor Gómez Rodríguez se hace llamar Samael Aun Weor o Kattan Umaña Tamines o Logo planetario de Marte y Gran Avatar de la Era Acuario. Su mujer, Arnolda Garro de Gómez, se hace nombrar con el título de Venerable Maestra Litelantes. Su discípulo, el  Venerable maestro Rabolú es en verdad Joaquín Amórtegui, que también se da a conocer como del Gran Tribunal de la Justicia Objetiva. Tanto nombre rimbombante tiene una función emocional  para lograr fines manipulativos. No es lo mismo decir que las enseñanzas gnósticas provienen de “Víctor Gómez” que de “Samael Aun Weor”. Tampoco impresiona lo mismo que esté casado con “Arnolda Garro”, que con la “Venerable maestra Litelantes”. Simplemente de oídas nos suena de otra manera. Pero es importante estudiar este fenómeno. Cuando los adeptos dejan de participar en su militancia obsesiva, de manera intuitiva, comprueban que el uso del lenguaje les atrapó en cierta medida.  Asunto, éste, enjundia sobre el que es preciso hacer una reflexión al respecto. Los impulsores de las sectas no solamente manejan los nombres, sino las palabras, la traducción de ciertos términos con la finalidad de tergiversar la realidad. Mi entrañable amigo y compañero, Alberto Morala, que tras su militancia en la gnosis tiene problemas psicológicos y dificultades para recuperarse por la distorsión tan grande que sufrió de la realidad, ha pedido que se indique su descubrimiento. Al estudiar las teorías y terminología a las que se refieren los gnósticos, sobre todo en lo que es comprobable: traducen palabras del sánscrito a su antojo. Pone el ejemplo de la palabra “Lingam”, que para los seguidores de Víctor Gómez, Samael Aun Weor, quiere decir “órgano sexual masculino”. El órgano femenino es “Yoni”. Comprobó, tras dejar su participación en la secta gnóstica y salir fuera de su lenguaje, que tal palabra, “Lingam”, se refiere en verdad a un tótem o amuleto oriental para la fertilidad. Simboliza al varón, en todo su ser. Este tótem cuando se pinta, el dibujo es lo que simboliza a la mujer. Es una piedra del tamaño de un coco, ovalada y pulimentada.  
Bueno hasta aquí la primera parte de este ensayo, ya que es bastante copioso y resultaría fatigante leerlo de una sola intención. En los próximos días colgaremos una segunda parte hasta completar el ensayo realizado por el señor CAB.

TOKIO MEGA TERRREMOTO (tokio mega-quake prediction)

Follow by Email

IMAGE OF THE DAY