BIENVENIDOS

es el momento de despertar del sueño auto inducido en el que nos hemos dejado caer, es hora de ver las cosas como son, la verdad detrás de la verdad, el engaño mas grande, la oscuridad profunda en la que esta sumida la Humanidad, es tiempo de ver las cosas y caer en cuenta de que este mundo es Nuestro mundo tambien, es hora de ver que HAY MAS DIOS DENTRO DE CADA UNO DE NOSOTROS, que dentro de los catalogos de productos ofrecidos por las religiones, que HAY MAS CONOCIMIENTO que manejan solo los dueños de este mundo que lo usan en su propio beneficio y ademas no nos dejan ver!!! "Ay de ustedes maestros de la ley que tienen las llaves del reino y ni entran ustedes ni dejan que otros entren en él"

Buscar este blog

sábado, 9 de noviembre de 2013

LA IMPACTANTE REALIDAD DE NUESTRO MUNDO. (4 Parte).


Como podemos apreciar, la historia es muy, pero muy distinta de cómo nos la contaron.

Ahora, ¿también seria cierto el odio acérrimo que Hitler sentía por los judíos?  Primero, es necesario aclarar que el antisemitismo, que consiste en las doctrinas y tendencias contra los judíos, no fue inventado por Hitler ni por los alemanes. Este proviene de la Edad Media, cuando se acusaba a los judíos de haber matado al «Hijo de Dios»; posteriormente son tachados de usureros y discriminados en diversas partes de Europa durante el siglo XIX. Todo este plan fue minuciosamente elaborado por la Compañía de Jesús,  ellos tenían que desviar la atención y buscar chivos expiatorios para poder seguir acumulando poder económico, político y social en el mundo, y si Usted amigo lector analiza el fundamento o la ideología del antisemitismo, podrá observar que la base es el asesinato del Hijo de Dios a manos de los judíos. Así mismo, la acusación de amasar grandes fortunas y adueñarse de los capitales para ejercer opresión en las gentes.

Los antisemitas alemanes culparon a los judíos de la derrota de su país en la Primera Guerra Mundial y de los problemas económicos de la posguerra, tachando de avaros y mezquinos a los que eran empresarios y banqueros. Incluso se dijo que había una especie de «conspiración judía» para impedir el progreso de Alemania. Todo esto obviamente fustigado desde los pulpitos de las iglesias Católicas. Entonces Hitler,  identificado con las ideas antisemitas, las utiliza y exagera para promover el odio hacia los judíos y con ello conseguir la integración y la identidad nacional. Así, los judíos se convirtieron en chivos expiatorios.  De todas formas, los historiadores aseguran que no se debe atribuir la persecución de los judíos solo a Hitler, porque fue una acción colectiva que incluyó a funcionarios públicos, militares, científicos y médicos, entre muchos otros, inspirados en una lógica que sustentó políticas raciales antisemitas.

Por otro lado, ¿por qué esas persecuciones contra los judíos, no incluyeron a las familias más poderosas como los Rothschild, Cohen, Rockefeller y demás? Y lo más asombroso, es que estas Familias lo apoyaron económicamente durante todo el periodo del nazismo.

Otra particularidad que llama poderosamente la atención es que las temibles SS de Hitler fueron una copia exacta del organigrama de la compañía de Jesús. Hitler y Himmler eran admiradores de los jesuitas y su fundador el militar San Ignacio de Loyola. Pensaban con toda razón que como Loyola, los vascos son los descendientes directos de la Atlántida. Y por lo tanto de sangre Aria. Himmler pensaba que los famosos y aburridos ejercicios espirituales de San Ignacio provenían de la Atlántida: eran en realidad técnicas de control mental. El coadjutor y asistente de Himmler era un jesuita, Richard Korherr.

En América los jesuitas se apropiaron de todos los centros geománticos esotéricos, lo mismo que siempre obsesionó a los nazis. La jerarquía y juramentos de la SS seguían principios jesuitas y masones (por ejemplo, los 12 discípulos, que era una de los grupos secretos de los Caballeros de Himmler). El catecismo de la SS imitaba al jesuita: Jesús era sustituido por El Führer. Las cacerías de esclavos nazis, bien podrían tener origen jesuita.

Todos los caminos llevan a Roma. Detrás de la pomposa panoplia del Vaticano, no hay espiritualidad ni misticismo, eso no les interesa. Hay sólo dinero, poder y mafia. Jesuitas y opusdeianos controlan grandes empresas y negocios en nombre de Dios. Las grandes ongs católicas y misiones mantienen conexiones con servicios de espionaje o son supernegocios, siempre escondidos tras una buena causa, como Greenpeace. Julio II y Clemente VI regentaban burdeles en la Edad Media, hoy en día no es muy distinto a través de sociedades indirectas o secretas.

Todo en la Iglesia – en las Iglesias judía, anglicana etc…- es una farsa o una fabula. Los que se lo creen son como los voluntarios engañados de Greenpeace, como los testigos de Jehová, los que se creen que hay una epidemia de sida en África.  El Vaticano jesuita es el más grande Imperio del mal. Hasta la CIA fue montada por ex nazis y el Vaticano, según Jordán Maxwell.  Recuerden que el primer director de la CIA fue nada más ni nada menos que uno de los testaferros de los Rockefeller y de los Rothschild, el señor Edgar Allan Dulles.

“El paralelo entre la SS y los jesuitas va más allá de las semejanzas en la metodología ocultista” (Pennik en Las Ciencias Secretas de Hitler, p. 115)

Jesús es Satán, la Estrella de la Mañana, Lucifer, la Luz de las Tinieblas, esa es la razón por la que a los cristianos se les enseña a leer la Biblia por atrás, para mantenerles lejos de los datos de la primera página. Esta curiosa teoría es sostenida por el destacado tañedor de mandolina y arqueólogo, Colin Rivas.

(Continuara)

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TOKIO MEGA TERRREMOTO (tokio mega-quake prediction)

Follow by Email

IMAGE OF THE DAY